Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Publicaciones --> Gacetillas de Prensa

 
Marzo 2017

Por la siembra directa, la maquinaria agrícola argentina conquista el mercado africano

El sistema que permite producir sin remover el suelo y con cobertura, posibilitó que ya se colocaran más de 130 sembradoras en África en diez años; Sudáfrica es el principal destino de ese continente.
 

Mario Bragachini, especialista en mecanización agrícola del INTA, acaba de regresar de un viaje por Sudáfrica, Botswana y Mozambique, que se realizó en el marco de una misión conjunta entre INTA y el Ministerio de Agroindustria. En la comitiva también participaron Carlos Galarza y Adolfo Cerioni, de INTA, Juana Tochi del Minagro y también estuvo presente Carlos Braga del Ministerio de la Producción de Santa Fe. Cafma y Cideter articularon en la misión como actores estratégicos del trabajo que se hizo, se hace y se seguirá haciendo, junto al FOAR y  la Cancillería con sus Embajadas Argentinas en Sudáfrica y ahora Mozambique.

Bragachini relató la experiencia  con un dato alentador para las exportaciones de maquinaria agrícola. Desde 2007, en África ya hay 130 sembradoras argentinas para siembra directa -el sistema por el cual se produce sin remover el suelo-  dejando  cubierto el suelo con rastrojo, permitido tal grado de aceptación que sólo el año pasado lograron colocarse en ese continente unas 30 máquinas sembradoras y otro tanto entre cabezales maiceros/girasoleros, tolvas, embolsadoras y también agropartes e insumos, como inoculantes y semillas, entre otros.

Más del 90% de las  130 sembradoras exportadas a África están trabajando en Sudáfrica, país por lejos el más desarrollado del continente donde coexisten productores muy pequeño que producen con cero mecanización y productores con grandes sembradoras eléctricas/electrónicas y tractores con autoguía de última generación.

Para este año 2017, podrían repetirse las exportaciones de 2016. Desde el año 2007 el contingente público-privado de Argentina está presente con un pabellón institucional en la gran Expo Nampo, donde también Expoagro colabora. Este año 2017 el INTA y GrainSA, quizás con  un protagonismo destacado con una expo dinámica para máquinas argentinas, orientada a mostrar un modelo productivo sustentable que en Sudáfrica ha impactado muy positivamente. 

Hace unos años, el INTA  conjuntamente con Cafma, Cideter y varias empresas privadas del sector en un convenio con GrainSA (los organizadores de Nampo) pusieron en marcha en Sudáfrica un trabajo en convenio llamado "lotes demostrativos normalizados con el sistema de siembra directa con transferencia del know how del manejo sustentable argentino", esta metodología potenció las ventas para las sembradoras nacionales.

Los sudafricanos venían con un manejo tradicional de remoción del suelo y siembras con grandes distanciamientos entre hileras en maíz [su principal cultivo con 3,3 millones de hectáreas y en un 60% para consumo humano] de 1,5 metros de distancia entre hileras con solo 20.000 plantas por hectárea y una genética de maíz y soja con retraso de unos 20 años respecto a lo que se utiliza en los países desarrollados.

Los cambios propios de la siembra directa le permitieron ahorrar agua, que sumado al cambio de densidad de 20.000 a 55.000 plantas y la menor distancia entre hileras 52.5 cm, más la adopción de algunos detalles de manejo que permitían aprovechar el agua y la radiación para los cultivos, tuvieron un  impacto manifestado en incrementos del  30 a 50% en el rendimiento de maíz y soja, con reducción de costos del 30% y uso de un 50% menos de combustible entre otras ventajas. Además del aumento de la M.O. (materia orgánica) y reducción de erosión del suelo, o sea un sistema más sostenible, un verdadero negocio sustentable.

Los cambios que los técnicos argentinos impusieron en lotes de determinados de productores demostradores fueron, son y serán impactantes. Y la base estratégica de difusión y transferencia son los días de campo, que son jornadas donde los mismos productores cuentan los beneficios de la adopción del sistema propuesto por Argentina.

El manejo en siembra directa sin remoción del suelo, además del acortamiento de las distancias a 52,5 cm entre surcos, en maíz, la pautas de manejo en soja permitieron que los rindes despegaran, y la rentabilidad permitiera inversiones en el sistema. También facilitará el crecimiento en áreas productivas, el cambio es significativo y ya se piensa en seguir sumando tecnología con secuencia de cultivos ordenada biológicamente, nutrición balanceada de cultivo, control integrado de plagas y enfermedades y hasta el uso de tecnología de agricultura de precisión. Existen productores sudafricanos que poseen hasta 6 sembradoras de directa argentinas de 20 hileras cada una, todas con distribuidores de semilla eléctricos, que ya manejan maíces de más de 10 t/ha y soja de más de 3,5 t/ha.

Luego de varios años de trabajo en Sudáfrica, los resultados de los productores demostradores son excelentes. Casi se logró duplicar el rendimiento medio de maíz y soja y ya hay más de 130 sembradoras argentinas en Sudáfrica practicando la siembra directa. Los sudafricanos duplicaron sus bajos rindes que estaban entre 2 y 3 toneladas en maíz y en 1,5 toneladas que oscilaban en soja. 

Al ver la mejora, crecieron las compras de sembradoras argentinas y también el uso de la tecnología de la siembra directa. En Sudáfrica la siembra directa en total no pasa del 10% de adopción, pero en la zona donde se trabajó fuerte con los lotes demostrativos exitosos de 2011 a 2014 existe una adopción superior al 35% de la siembra directa, no todo con máquinas argentinas porque hay muchas máquinas brasileñas pero la mayoría de los productores de punta en casi el 100% de los casos ha cambiado máquinas brasileñas por máquinas argentinas fundamentado por una mejor adaptación de la tecnología mecánica y por la capacidad de transferir conocimiento de nuestro país que va más allá de la máquina.

La Argentina podría exportar mucho más a Sudáfrica y sus países limítrofes, pero estamos caros por nuestro dólar o por otros factores a resolver. Lo destacable es que detrás del know how para siembra directa también se meten otros productos, como cabezales maiceros y girasoleros, pulverizadoras, tolvas, silobolsas, agropartes, inoculantes e inclusive semillas argentinas.

Este proceso de trabajo público/ privado articulado donde el estado y las cámaras abren puertas y mercados para que los fabricante tengan una diferenciación de oferta de fierros con la tecnología de manejo sustentable se hace en varios países de diferentes continentes y cada día se es más requerido, se debe recordar que por cada millón de dólares en máquinas exportado equivalen a generar 50 nuevos puesto de trabajo industrial.

La Argentina agroindustrial y agroalimentaria debe basarse en la sumatoria de empresas radicadas en Argentina y con competitividad global y eso se logra con tecnología y desarrollo continuo interdisciplinario, con la mayor y mejor articulación público privada, facilitando la exportación y el dominio del mercado interno. Argentina está creciendo en este sentido y hay ejemplos exitosos como este que pueden servir para demostrar que los argentinos podemos exportar valor agregado (10, 20 y 30 dólares/tonelada). En este caso, máquinas agrícolas competitivas.

 

INTA E.E.A. Manfredi
Ruta 9, km 636. (5988) Manfredi. Pcia. de Córdoba.
Tel: 03572 - 493039 /053 /058
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar

Web: www.inta.gob.a
r/manfredi  - www.agriculturadeprecision.org  - www.cosechaypostcosecha.org  
  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::