Proyecto de Eficiencia
de Cosecha, Poscosecha de
Granos y Forrajes, y Valor
Agregado en Origen

Publicaciones --> Gacetillas de Prensa

Febrero 2010

Asociativismo, integración vertical e industrialización de la producción agropecuaria en origen.

  

El modelo productivo argentino donde el productor primario se encuentra aislado del resto de la cadena de agregado de valor no se repite en los países desarrollados, donde día a día los productores se integran verticalmente a la cadena agroindustrial. La propuesta consiste en que los productores primarios de cereales y oleaginosas, de carne y leche, cerdo y pollo no integrados a la cadena se asocien bajo una figura jurídica con alto espíritu cooperativo, con reglas claras y distribución de renta pactada, controlada y transparente. El objetivo no es solamente crear una gran empresa integrada por el sector de la producción primaria, sino que además pretende, junto a otros actores de las comunidades, generar capacidades y habilidades que le den valor agregado a la materia prima que se produce en origen. Sin dudas todo este proceso producirá demanda de mano de obra, inclusión social y desarrollo de la región.

Para ello, los productores primarios de granos integrados a este tipo de empresa deben acceder a la mejor tecnología, o sea la mejor genética orientada para procesos industriales específicos, el mejor manejo de cultivo e insumos por ambiente (Agricultura de Precisión), la mejor eficiencia de cosecha y postcosecha entre otros factores tecnológicos.

Esto se logra con un buen asesoramiento técnico público/privado, con escala de compra de insumos comunitario, evaluados correctamente por un equipo técnico propio de excelencia.

Una vez que se logra la máxima productividad por ha. en la producción de granos y pasturas se puede acceder al sistema de acopio de grano asociativo, con segregación por calidad y destinos industriales, una parte puede ser por ejemplo destinada al negocio de producción de semilla. El resto se debería industrializar en forma asociativa, mediante empresas que procesan el grano (molienda, extrusado) y generan agregado de valor que pueden ser destinados a la producción de biocombustibles o la elaboración de alimentos balanceados específicos para destinos diferentes de transformación en proteínas rojas o blancas (carne y leche bovina, pollo, huevo, carne y cerdo). La industrialización puede realizarse en forma conjunta y asociativa o parcialmente asociativa en algunas etapas como fábrica de lechones, incubadoras de pollitos BB, o genética y reproducción bovina (inseminación o trasplante de embriones) en eslabones asociativos.

Una vez producida la transformación eficiente de la proteína verde a proteína roja mediante diferentes procesos de transformación intensivos, se debe acceder a la industrialización de segundo orden, que es la elaboración de productos alimenticios para la góndola a partir de esa proteína roja o blanca, o sea industrias lácteas que producirán quesos, yogurt, dulces, etc., frigoríficos que producen cortes especiales, fiambres, embutidos con etiqueta y trazabilidad, y en lo posible logrados con procesos innovativo que le otorguen características distintivas que agreguen valor y que sean merecedoras de denominación de origen por ejemplo: huevo de… carne de…. fiambres de…… dulce de… obtenido bajo normas fijadas que garanticen la calidad diferenciada.

También en la etapa de industrialización asociativa de segundo orden los productores pueden aspirar a procesos agroindustriales más complejos como lo son las biofábricas y los nutracéuticos, por ejemplo.

Click aquí para ampliar

Esquema orientativo de integración vertical propuesto, en este caso la proteína roja es cerdo y pollo, pero existen otros modelos para leche y carne bobina muy similares. Ver en www.cosechaypostcosecha.org.

 

Hasta allí el productor pasa de percibir un 20% de los beneficios de la cadena de valor (eslabón de la producción primaria) a un 60% (producción primaria + industrialización), lo cual le otorga competitividad y rentas para reinvertir asociativamente en los otros eslabones donde se encuentra el 40% restante de los beneficios de la renta que es el acondicionado, la logística, el transporte y cadena de frío hasta la comercialización en góndola que puede también realizarse asociativamente con escala y organización competitiva. Como el mercado interno tiene un techo bajo, 40 millones de consumidores para una producción primaria con potencial para alimentar a 400 M/hab., es necesario seguir evolucionando y aspirar a ser proveedor global de alimentos terminados eso debe ser la aspiración de todo productor argentino mirando al 2025.

Por otro lado y no menos importante, en las comunidades de la región en dónde se da este proceso, se genera una demanda de mano de obra especializada, lo cual implica que gobiernos locales conjuntamente con el sector privado deben dar respuesta llevando adelante capacitaciones específicas sobre los procesos agroindustriales.

Paralelamente con el tiempo se va dando otro efecto: generación de nuevas empresas que abastecen de insumos y/o servicios a la agroindustria, demandando más mano de obra e inclusión en el territorio. También, indirectamente, se ven beneficiado en el territorio, otros sectores comerciales y de servicios, con el incremento de mano de obra y una mayor actividad.

Este modelo integral como se ve, muestra esquemáticamente algunas ideas de integración vertical con un fuerte aprovechamiento de los efluentes de la producción intensiva y la industrialización de 2º orden que genera efluentes que no tratados pueden ser contaminantes y tratados con bacterias dentro de un proceso de biodigestión genera energía (biogás) que puede reutilizarse en los procesos productivos e industriales o bien generar electricidad mediante motores que funcionen con biogás y accionen generadores de electricidad.

El residuo de los biodigestores contiene el 40% de los nutrientes que extrajeron los granos del suelo que pueden ser devueltos como biofertilizantes orgánicos mediante sistemas de chorreado o bien distribuidos con equipos de riego en fertirigación como se realiza en los países desarrollados.

También los productores asociados pueden invertir en proyectos de producción de energía eólica y/o energía solar entre otros proyectos innovadores que a través de la escala se pueden considerar e invertir.

No se trata solo de un modelo teórico sino de un modelo aplicado en Brasil y en otras partes del mundo como EE.UU, Canadá e Italia y que el INTA está implementando incipientemente desde hace 2 años 1.

En Brasil por ejemplo se puede mencionar la Cooperativa Castrolanda del estado de San Pablo donde 1.600 productores asociados en 3 grandes cooperativas (Capal, Botavo y Castrolanda), poseen en común varios eslabones de la cadena agroindustrial lo cual permite que un pequeño productor se pueda beneficiar con la renta que produce la Soja, el Maíz y el Trigo. Luego se integran para la elaboración de productos balanceados en forma asociativa, posteriormente en forma independiente transforman la proteína verde en cerdo, pollo, leche y carne bobina, a posteriori y en forma asociativa y con escala competitiva, acceden a la industrialización de 2º orden a través de frigoríficos, plantas lácteas, fábricas de papas fritas, etc. Siguiendo con la integración asociativa hasta la logística de empaque, etiquetado, cadena de frío y comercialización hasta el consumidor en góndola. Esta integración asociativa del modelo Castrolanda constituye un ejemplo para imitar, dado que cada unidad productiva, acopio, industrialización primaria (Alimento Balanceado), industrialización de 2º orden (Frigorífico, Planta de elaboración láctea, etc.) y por la última etapa hasta llegar a la góndola (Acondicionamiento y Empaque, Transporte y Logística) poseen administración como empresas asociativas independientes y al final del año luego del balance retornar a cada socio el 50% de las ganancias en dinero, no en acciones, el resto se analiza cómo y dónde se reinvierte.

  

Agregado de Valor en Origen.

El INTA (Proyecto PRECOP II), propone un esquema de agregado de valor en origen en el que se puede apreciar la metodología de integración vertical del productor agropecuario desde la siembra, cosecha, almacenaje, industrialización primaria, transformación, industrialización de segundo origen, transporte con cadena de frío, logística de abastecimiento de góndolas y comercialización en el mercado interno e internacional.

Esto requiere en varias etapas estratégicas la figura de empresas asociativas de escala competitiva, también se destacan los beneficios del sistema en la distribución de los ingresos que genera toda la cadena agroindustrial, lo cual contribuye positivamente en el desarrollo regional con inclusión.

Click aquí para ampliar

 

Claro está que este modelo se asemeja más a una sociedad anónima con espíritu y reglas de asociativismo cooperativo que a una cooperativa tradicional de Argentina, por eso se la considera como un modelo asociativo evolucionado que permite que un productor pequeño y mediano se pueda integrar verticalmente a la cadena de valor percibiendo beneficios concretos de todas las etapas de la cadena con alta tecnología lograda a través de una escala competitiva.

Otras integraciones pueden acceder a la producción de medicamentos generados a través de biofábricas, nutracéuticos, etc. por ejemplo la leche funcional o "Súper leche" que elaboraron los técnicos del laboratorio de INTA Balcarce. La leche funcional o "Súper leche" es un alimento natural más saludable, a partir de la leche obtenida de vacas y cabras lecheras con alimentación estratégica.

  

Resultados esperados del modelo de integración vertical:

  • Mayor equilibrio de acceso a las rentas potenciales lo cual produce mayor desarrollo con inclusión en el interior del país.

  • Mayor sustentabilidad económica/social en el mediano y largo plazo.

  • Orientación estratégica de las capacidades intelectuales en carreras, cursos de grado y posgrado, escuelas técnicas y de oficios orientados a los procesos innovativo agroindustriales, relacionados a la producción de alimentos terminados, bioenergía, biofábricas, basadas todas en productos biológicos obtenidos del suelo con alto valor agregado.

  • Potenciar capacidades de ciencia y tecnología (CONICET, INTA, INTI y Universidades) en todos los aspectos relacionados a la innovación científica y tecnológica con originalidad y patentes relacionadas a la cadena de valor agregado agroindustriales.

  • Potenciar a través de líneas de créditos promocionales y ANR de ciencia y tecnología, toda actividad de agregado de valor en origen de la producción primaria, mediante la integración vertical asociativa con escala tecnológicamente competitiva, premiando con subsidios (ANR) a los proyectos innovadores con un estricto control de ejecución del Estado.

  • Promover desde el Estado la formación de clúster productivos o asociaciones de productores con equitativa participación de los genuinos actores y real apoyo del Estado y de las organizaciones generadoras de información científica tecnológica.

  • Estimular el desarrollo de proyectos de Agroindustrialización en origen mediante la integración vertical del productor primario en la cadena de valor agregado que ofrece la agroindustria desde el suelo, superando la tranquera hasta la góndola.

  • Potenciar el asociativismo empresarial para adquirir una escala tecnológica y económicamente competitiva pudiendo aprovechar los recursos, generando valor agregado (puestos de trabajo) en origen, lo cual produce desarrollo local con inclusión y también este modelo de integración permitirá tomar los beneficios del 80% de la renta que genera la cadena agroindustrial luego de la tranquera del campo del productor primario.

  • Elevar el protagonismo de los intendentes de las localidades del interior productivo hacia la creación de empresas agroindustriales en origen. Foros de Intendentes, formación de Cluster Regionales, desarrollo de escuelas técnicas, gestión de captura de recursos del Estado para orientación productiva.

 

Conclusión frente al Bicentenario

La celebración del año del Bicentenario (1810 – 2010) deberían contener un proyecto integral de mediano y largo plazo que de manera consensuada contemple los macro objetivos y propuesta que generen políticas de Estado capaces de inducir la evolución necesaria para transformarnos de un país proveedor de materia prima alimentaria de bajo valor agregado, a una Argentina oferente y referente mundial de alimentos terminados, biocombustibles y todo producto e insumo industrial originados a partir de productos biológicos renovables.

También Argentina debe crecer industrialmente en la generación, fabricación y venta global de procesos y herramientas tecnológicas de alta complejidad relacionadas a la producción e industrialización de alimentos partiendo de la maquinaria agrícola de alta complejidad hasta las plantas de elaboradoras llave en mano de alimentos o biofábricas.

Argentina es un país que lo tiene todo y quizás por eso todavía "los argentinos sin encontrarnos" podamos festejar un bicentenario mostrando índices macroeconómicos y macro sociales muy superiores a la media de Sudamérica, pero algunas desigualdades sociales y económicas deben hacernos reflexionar para potenciar las fortalezas y aprovechar las oportunidades para un diseño prospectivo de país donde el rol del Estado garantice crecimiento y desarrollo inclusivo. 
 


1 El modelo de EEUU cinturón maicero demuestra que en el 2005 frente a un pronóstico de un petróleo 2010 – 100 U$S/barril y un maíz de 100 U$S/t constituía una seria amenaza para los productores maiceros de los estados de "IOWA – ILLINOIS e INDIANA" (80% del maíz de los EEUU), estos se organizaron y bajo fundamentos técnicos y sociales crearon la nueva ley agrícola proponiendo reorientar los recursos del Estado hacia subsidios a la transformación del almidón del maíz en etanol, dejando un DDGS subproducto proteico para producir cerdo, pollo, carne y leche bobina, esto provocó la instalación en pocos años de de 160 plantas de etanol que hoy procesan 100 M/t de Maíz, donde 100 de esas plantas son propiedad de los productores asociados que hoy dejaron de ser solo maiceros/sojeros para ser industrializadores de etanol y productos de cerdo, pollo, carne y leche en menos de 5 años. Lo del etanol en EEUU no es casualidad si no causalidad de políticas de estado que nacieron de abajo hacia arriba, los productores asumieron compromiso asociativo y tomaron la decisión de cambio, pasaron de productores de proteínas verdes a productores de etanol para luego transformar los residuos industriales DDG y DDGS en proteínas rojas y blancas todo de manera asociativa y escala competitiva. Algo similar pasa en EEUU con algunas plantas de Biodiesel instaladas en origen que a partir de la soja generan aceite y biodiesel y con el pellets y harinas proteicas, balanceados mezclados con maíz extrusado o bien residuos de maíz de las plantas de etanol. En Canadá existen asociaciones de productores de 250 socios, que segregan el trigo en molinos produciendo harinas con mucha segregación, con el trigo forrajero producen etanol con un proceso idéntico al del maíz y con el DDGS del trigo producen carnes en Feed Lot comunitarios de 25.000 cabezas.  

2 Parecería ser que en Argentina, AFA (Agricultores Federados Argentinos) presenta tendencia de evolución en ese sentido; en la campaña agrícola 2008/09 (una de las peores por la sequía histórica), AFA devolvió 15 M/$ a sus socios en forma equitativa a lo operado en compra de insumos y comercialización de granos. También durante 2009, AFA pasó del acopio e industrialización de soja (molienda, harina, expeler y aceite crudo), al aceite refinado con marca propia, adquiriendo además un frigorífico para el procesamiento de carne bobina.  

3 Estas investigaciones están basadas en la incorporación de derivados de la soja en la dieta de las vacas lecheras, generando una leche más saludable lo cual implica invertir en la cadena de valor que va de la soja a la leche. El subproducto que se utiliza en la dieta animal es la "borra de la soja" que hoy es un descarte de la industrialización del aceite de soja, esta leche bobina o caprina con propiedades saludables no pierde sus características para la producción de yogurt, quesos, dulces (para mayor información www.inta.gov.ar  – prensains@correo.inta.gov.ar ). 

 

Autores:
Proyecto Agroindustria en Origen del PRECOP II
Ing. Agr. M.Sc. Mario Bragachini (INTA EEA Manfredi).
Ing. Agr. Ph.D. Cristiano Casini (INTA EEA Manfredi).
Ing. Agr. José M. Méndez (INTA AER Totoras).
Ing. Agr. Alejandro Saavedra (INTA AER Justiniano Posse).
E-mail: precop@correo.inta.gov.ar
Sitio web: www.cosechaypostcosecha.org

 

Buscador del Sitio
Texto:
Frase Exacta
Redes Sociales

INTA Precop

Precop Cosecha
Descripción del Proyecto
Descargar en PDF 
Descargar en DOC 
|English| Project information 
Otros Sitios Recomendados
Agrofederal
Cuenca Rural
Aposgran

Desarrollo de la Maquinaria Agrícola de Alta Complejidad
 
 

 

EEA INTA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039