Programa Nacional Agroindustria 
y Valor Agregado – Proyecto Integrador 
Procesos Tecnológicos para Agregar 
Valor en Origen en forma Sustentable
Buscar    

Ensayos

Septiembre 2016

Extinción de incendios en máquinas cosechadoras. 
Prueba de desempeño del equipo Georgia GVS 200 con agente extintor ABC 90

Introducción 

En la producción agrícola argentina hay tres factores esenciales que aumentan el riesgo de que las maquinas cosechadoras se incendien total o parcialmente, poniendo en riesgo el capital productivo del contratista o dueño del equipo, así como el cultivo en pie y el bienestar del lote ya que el mismo puede incendiarse alrededor de la maquina siniestrada.

Estos tres factores son: El sistema productivo en siembra directa que prevalece en la mayor parte de la superficie productiva de Argentina, el clima durante la época de mayor intensidad de cosecha y la tendencia hacia el sistema de trilla axial en las maquinas cosechadoras de mayor capacidad de trabajo.

El sistema productivo bajo Siembra Directa, en el cual se produce sin labranza de la superficie del suelo y con la mínima alteración del residuo de cosecha de campañas anteriores, es el sistema predominante en más del 83% de la superficie productiva de nuestro país. La preservación del residuo de cosecha como uno de los pilares del sistema, implica la necesidad de realizar una distribución de manera uniforme, del rastrojo que sale de la cosechadora, para que se establezca una eficiente cobertura. Por este motivo, es que en nuestro país se utilizan esparcidores de granza de doble plato que realizan un eficiente trabajo de distribución de la paja y granza que sale de la cola de la cosechadora, pero que a su vez, ocasiona en trigo, sorgo y fundamentalmente en soja, una gran cantidad de borba que invade el ambiente en el cual trabaja la cosechadora y que es aspirado por el sistema de refrigeración hacia la zona del motor.

La cosecha de soja (verano/otoño) y trigo (verano), se realiza en una época del año de altas temperaturas, con baja humedad relativa y con bajo volumen de viento, lo cual provoca que la atmosfera en la cual trabajan las maquinas cosechadoras sea favorable al desarrollo de cualquier tipo de combustión.

Las cosechadoras axiales son, por su diseño, cortas entre ejes y con el motor ubicado sobre la cola de la máquina, lo cual infiere que el radiador de agua/aceite y aire acondicionado estén ubicados también hacia la parte posterior de la cosechadora, y por ende se ubique en ese lugar la toma de aire del turbo refrigerador. Este diseño provoca que los distintos órganos del motor y las cajas de las cosechadoras, que trabajan a alta temperatura, estén inmersos en un ambiente saturado de borba la cual termina depositándose sobre los mismos.

En caso de cualquier desperfecto o incidente que genere temperatura por arriba de los 110º, esta borba se convierte en un combustible de alto poder.

Figura 1: Borba: mescla del polvo y partículas de granza de tamaño microscópico, la cual por 
su gramaje es fácilmente levantada por una corriente de aire y mantenida en suspensión.

 

Estos tres factores generan una combinación de alto riesgo desde el punto de vista de una combustión espontánea, ya que tenemos oxígeno, alta temperatura (producto del clima y del ambiente que rodea al motor) y combustible en suspensión representado por la borba de cosecha.

Otro factor a considerar es que el desarrollo de las tareas típicas de cosecha en nuestro país se lleva a cabo en lugares alejados de los grandes centros urbanos, lo cual incrementa los tiempos de repuesta de los equipos de lucha contra el fuego (bomberos).

Según un relevamiento realizado por el Módulo INTA Tecno Cosecha, actualmente en Argentina los siniestros de incendio de cosechadoras ascienden a un promedio de 40 unidades anuales que sufren pérdidas totales considerando los siniestros registrados en los últimos 4 años, a lo que hay que agregarle una gran cantidad de incendios parciales del cual no se tiene registro, pero se estima que supera el centenar de cosechadoras. Un dato relevante es que el 80% de las unidades que se han detectado que han sufrido incendio total, son máquinas de más de 5 años de antigüedad, siendo particularmente susceptibles, los modelos axiales anteriores al año 2011-2012 que es el momento donde la mayoría de las empresas que participan de este rubro, realizan un recambio generacional de sus versiones axiales y donde en general se realiza mejoras en seguridad pasiva contra incendios. Si bien este es un hecho importante y que ha contribuido a una disminución en el riesgo de incendio en los nuevos modelos, no los excluye de sufrir este tipo de siniestro, dado que el 20% de los casos registrados pertenece a modelos menores a 4 años de antigüedad. Otro factor a considerar, es que las cosechadoras anteriores a 2011, consideradas de alta susceptibilidad a incendio, representan un parque de aproximadamente 19.000 unidades. Los siniestros registrados por compañías de seguros detectan que los modelos axiales anteriores a 2011 son el segmento de mayor susceptibilidad a sufrir este tipo de accidentes por su diseño de corta distancia entre ejes y con el motor ubicado sobre la cola de la máquina, que a su vez no poseen elementos de seguridad pasiva como protección ignífuga de tanque de combustible y toma de aires más elevadas. A esto modelos hay que sumarles las máquinas convencionales de mayor antigüedad, con más de 8.000 horas de uso, donde distintos órganos móviles como rodamientos pueden presentar fallas que generen un incremento de temperatura por encima de los 110 ºC y que al estar en contacto con la borba pueda iniciar un foco de incendio.

Como punto en común a las 26.800 unidades que integran el actual parque de cosechadoras en Argentina, se debe mencionar la falta de limpieza de borba en forma cotidiana y la falta de mantenimiento de algunos mecanismos, que ante una falla generan incremento de temperatura. Esta realidad determina la necesidad de generar conciencia sobre estos aspectos y de buscar herramientas que ayuden a disminuir el riesgo de daño o pérdida del equipo y de incendio del lote.

Figura 2: Los incidentes ocurren en unidades de las diferentes marcas presentes en el mercado.

 

  

 

Consultas a Profesionales del PRECOP

  

Redes Sociales
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
INTA Agroindustria
 

 

INTA EEA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. (5988) Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039 / 493053 / 493058 int. 133
E-mail: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar - eeamanfredi.ap@inta.gob.ar 

:: Mapa del Sitio ::