Proyecto de Eficiencia
de Cosecha, Poscosecha de
Granos y Forrajes, y Valor
Agregado en Origen

Publicaciones --> Informes Técnicos

Categoría: Cebada | Cosecha 

Cebada Cervecera, el 2do. Cultivo de Invierno en Argentina con franca expansión

 Comencemos sin pérdidas el camino hacia la industria.

1Ing. Agr. MSc. Mario Bragachini,  1Ing. Agr. José Peiretti
1Proyecto PRECOP. INTA EEA Manfredi. eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar 

 

La cebada es cultivada en todo el mundo y utilizada tanto en alimentos de consumo humano como animal, aunque el principal destino dado al grano cosechado, es la producción de malta en la industria cervecera.

La producción de cebada cervecera de nuestro país ha crecido notablemente en los últimos veinte años, acompañado dicho crecimiento, por la ampliación de la distribución geográfica del cultivo, siendo la provincia de Buenos Aires la que produce el 90% del tonelaje nacional. Si analizamos su comportamiento histórico se concluye que su cultivo ocupó importantes áreas hasta la década del sesenta, desapareciendo con posterioridad hasta fines de los años setenta, momento a partir del cual se intensificó nuevamente su siembra, promovida por la industria cervecera. En la década del ochenta, se cosecharon en promedio un valor cercano a las 200.000 toneladas, tonelaje que trepó a más de 500.000 toneladas en la última década, con un pico de récord de producción en la campaña agrícola 1997/98 de 921.000 toneladas (sagpya, 2009).

La posibilidad de adelantar en aproximadamente 15 días la siembra de la soja de segunda, ya que el ciclo de la cebada es más corto comparado con el del trigo, y los buenos rendimientos que se han venido obteniendo en comparación con dicho cereal, ha favorecido el incremento de su área de siembra. En la campaña 2008/2009 se sumó la mayor oferta de contratos por parte de las malterías y los buenos precios alcanzados por la cebada, lo cual llevo a alcanzar las 440.000 hectáreas sembradas, con un rendimiento promedio de 35 qq/ha y con una producción aproximada de 1.475.000 toneladas (sagpya, 2009).

En la Argentina, es utilizada casi exclusivamente para la fabricación de malta, a diferencia de Europa donde existe un mercado forrajero que absorbe el producto excedente o de mala calidad. La industria maltera requiere ser abastecida con tonelajes suficientes en forma continua, debiendo cumplir la materia prima entregada por los productores, con los más estrictos requerimientos de calidad exigidos por parte del sector industrial. Entre los parámetros que tienen mayor incidencia comercial, el porcentaje de proteína es el de mayor relevancia dado que la industria Maltera solicita que el grano tenga un bajo porcentaje (10% mínimo y 12% máximo, con una tolerancia del 13% de proteína), siendo este valor altamente influenciado por la fertilización nitrogenada (Méndez et al, 2009). Por otro lado las partidas deben contener un elevado porcentaje de granos gruesos y enteros, condición que también es reconocida a la hora de fijar precio. Consecuentemente, la difusión del cultivo dependerá de la posibilidad de obtener altos rendimientos, con eficiencia en su cosecha y buena calidad con el manejo diferencial según la proteína obtenida en cada ambiente.
 

Cosechar cebada sin pérdidas

Si consideramos que las pérdidas promedio durante la cosecha de cebada cervecera en Argentina están en el orden de los 140 kg/ha y que ese promedio le cuesta al país unos 10,05 millones de U$S/año, debemos, entre el INTA, los productores y los contratistas plantearnos el objetivo de reducir ese promedio en por lo menos un 30%, para recuperar aproximadamente unos 3 millones de U$S más por año y mejorar la calidad del grano que entrega la cosechadora.

El primer aspecto de importancia a tener en cuenta para la cosecha de la cebada cervecera es considerarla como una semilla y no como un grano, debido a que durante el proceso industrial de malteado debe germinar en su totalidad para lograr su transformación en malta (la industria exige un 98% mínimo de poder germinativo, con tolerancia hasta el 95%). En consecuencia, todo grano que no germine afecta, en gran medida, la calidad industrial del producto final, la eficiencia del proceso y por su puesto el valor comercial.

Dado los requerimientos de calidad por parte de la industria en cuanto al poder germinativo de la semilla cosechada, se torna indispensable seleccionar el momento oportuno de recolección y realizar una buena regulación del sistema de trilla para evitar daños mecánicos a la semilla y como es ya conocido las cosechadoras de trilla con rotor axial frente a esas exigencias trabajan con ventajas.

El equipamiento y regulación del cabezal de la cosechadora es muy similar al recomendado para el cultivo de trigo, debiendo poner atención en la regulación del molinete (posición y velocidad), dado que se trata de un cultivo con mayor susceptibilidad al desgrane que el trigo. En todo momento el molinete debe servir de punto de apoyo para el corte de la planta, desplazándola después de cortada, suavemente hacia el molinete.

Se debe revisar periódicamente el conjunto de componentes de la barra de corte. El corte debe ser realizado en forma uniforme y constante, sin producir "mascado" de los tallos por la barra de corte, lo cual aumenta el desgrane.

La tendencia actual es hacia las maxi cosechadoras, de gran capacidad de labor, las cuales contaran con cabezales de mayor ancho de corte (40 pies) y serán en su gran mayoría asistidas por lonas, en lugar del tradicional sinfín, que produce una alimentación de la cosechadora discontinua y en "bollos".

Los cabezales de lona (llamados en su origen americano "Drappers"), para trigo y cebada trabajarán en su gran mayoría asistidos por ruedas de apoyo y suspensión para mejorar el copiado del terreno, esto también posibilitara ajustes y uniformar la altura de corte, disminuyendo el índice de alimentación de paja al sistema de trilla, separación y limpieza. Esto se traducirá en menores pérdidas por separación y limpieza y una mayor calidad de trilla y mayor rendimiento de la cosechadora en tn/hrs (Figura 1).

 

Figura 1. Esquema de un cabezal drapper, representando la disposición de las lonas de alimentación con respecto a la barra y las ruedas de apoyo. Fuente: INTA PRECOP II.

Se debe regular cuidadosamente a los componentes encargados de la trilla en la cosechadora, tanto si esta es convencional como si es una maquina axial, pues una incorrecta puesta a punto, puede dar como resultado una cosecha fallida desde el punto de vista comercial. No olvide controlar durante todo el trabajo el daño mecánico y el material extraño en la tolva y realizar las regulaciones pertinentes. No descuidar la cantidad de granos limpios que estén volviendo por el retorno.

En la regulación del sistema de limpieza se debe tener especial precaución para lograr que lleguen a la tolva de la cosechadora la menor cantidad de granos chuzos, por que estos disminuyen la calidad comercial de la cebada. Ante la duda es preferible aumentar la limpieza a través de una mayor corriente de aire del ventilador, para que salgan por la cola de la maquina los granos más livianos o chuzos (en estos casos buscar el equilibrio entre pérdidas y calidad mediante un acuerdo con el propietario de la cebada y el prestador del servicio).

Una herramienta que debe estar presente durante toda la regulación y trabajo de la maquina, es la evaluación de pérdidas de cosecha. Con esta metodología, sencilla y de costo cero, podemos aumentar considerablemente la eficiencia del trabajo y aumentar la rentabilidad del sistema, al no dejar kilos de cebada entre el rastrojo. Recuerde realizar este trabajo a lo largo de toda la jornada de cosecha y junto al contratista, quien es el especialista de quien usted dispone para hacer un uso eficiente de la maquina.
 

Cosechar cebada en base a su calidad

En la actualidad en nuestro país le hemos dado a la cosechadora la tarea, no solo de recolectar, trillar, separar y limpiar los granos sin pérdidas y daño, si no que también la hemos transformado en una verdadera recolectora de datos a campo en tiempo real, colocándola como un eslabón inicial en el ciclo de la Agricultura de Precisión dentro del establecimiento.

Sin duda que en un cultivo industrial como la cebada cervecera, donde la industria me esta delimitando rangos permitidos en el contenido de proteína, aplicar herramientas de detección de la calidad en tiempo real, me permitirá decidir a lo largo de la jornada de trabajo que destino le daré al grano: industria o forraje, poniéndome en la mano entonces una carta estratégica para el manejo.

Es interesante entonces citar el trabajo realizado por el equipo de Agricultura de Precisión de la EEA Manfredi, durante Diciembre del 2008, en la localidad de Tres Arroyos (Bs. As.), donde se evalúo el contenido de proteína en cebada cervecera bajo diferentes situaciones de manejo y ambientes, utilizando para tal fin como equipamiento principal un monitor de proteína en tiempo real "Zeltex" Accu Harvest® y un monitor de rendimiento Exactagro 128 A (Méndez et al, 2009).

Algunos de los resultados obtenidos por los autores se observan en la figura 2, donde se observan los datos obtenidos en un lote con presencia de tosca, donde los valores de proteína detectados le permitieron al dueño del establecimiento redefinir el destino del grano a tiempo (Méndez et al, 2009).

 

Figura 2. Mapas de rendimiento (a) y proteína (b) en cebada cervecera obtenidos en la localidad de Tres Arroyos y en tiempo real durante el trabajo. Fuente: Mendez et al, 2009.

Para más información sobre este tema y para consultar el trabajo completo: www.agriculturadepresion.org.
 

Evaluación de pérdidas de precosecha en cebada cervecera

En una zona representativa del lote colocar 4 aros de 56 cm de diámetro c/u (1 m2 en total los cuatro), dentro de cada aro juntar los granos sueltos y las espigas volcadas y/o quebradas que, a nuestro juicio, no serán recolectadas por la plataforma (Figura 3).

  

Figura 3. Evaluación de pérdidas de precosecha en cebada cervecera. Disposición de los aros en el terreno (56 cm de diámetro cada uno), previo al paso de la maquina. Fuente: INTA PRECOP II.

Para convertir esta muestra a kg/ha perdidos en precosecha, se cuentan los granos sueltos y los obtenidos de las espigas volcadas y/o quebradas dentro de cada aro, teniendo en cuenta que 270 granos medianos de cebada por metro cuadrado, representan 100 kg/ha de pérdidas.

Recuerde que las causas principales de las pérdidas de precosecha en cebada cervecera, son de índole climáticas (vientos, temporales), plagas (pájaros, etc.) y/o de manejo (genética, etc.) y que la única culpa que se le podría adjudicar a la cosechadora en esta etapa, es la demora en comenzar la tarea, por lo tanto no podemos permitirnos perder ningún kilo en esta etapa, siendo la tolerancia de 0 kg/ha.
 

Evaluación de pérdidas de cosecha en cebada cervecera

En promedio las pérdidas provocadas por la cosechadora en la cebada cervecera se distribuyen como se muestra en la figura 4:

  

Figura 4. Composición promedio de las pérdidas de cosecha en cebada cervecera en Argentina. Fuente: INTA PRECOP II.

Entonces una vez evaluadas las pérdidas de precosecha sobre el lote, debemos trabajar con las pérdidas provocadas por la cosechadora. Para ello debemos utilizar cuatro aros ciegos, con las mismas medidas que los utilizados para precosecha, es decir 56 cm de diámetro, pero esta vez con fondo o bien forrados de algún material (lona, arpillera, tapas de tambores de 200 lt., etc.).

En los mismos sectores del lote donde evaluamos precosecha, esperamos al paso de la maquina para realizar la evaluación de la cosechadora. Colocados al costado del paso de la maquina, esperamos que nos pase el cabezal, luego el eje delantero y antes de que nos supere el eje trasero y el desparramador de residuo de la maquina, debemos colocar en el piso los cuatro aros ciegos como se observa en la figura 5.

  

Figura 5. Evaluación de pérdidas de cosecha en cebada cervecera. Lugares aconsejados de colocación de los aros ciegos. Fuente: INTA PRECOP II.

3 de los cuatro ciegos debemos colocarlos entre la rueda y el separador lateral del cabezal, en el ancho de trabajo del cabezal (y antes del paso del desparramador de residuo). Al cuarto aro debemos colocarlo por debajo de la maquina, lo mas al centro posible del cajón de zarandas (Figura 5). Esto es importante que se cumpla, por que de esta forma estaremos muestreando un sector de la maquina donde siempre esta el mayor porcentaje de pérdidas por cabezal y cola.

Luego del paso de la maquina, los aros ciegos habrán quedado cubiertos del residuo de cosecha. Por sobre los aros ciegos, y entre el residuo, cualquier grano de cebada y resto de espiga con grano estará dentro de las pérdidas por cola. Para convertir esta muestra a kg/ha perdidos, se cuentan los granos sueltos y los obtenidos de los restos de espigas, teniendo en cuenta que 270 granos de cebada por m2 o 10 gramos de cebada por m2, representan 100 kg/ha de pérdidas.

Debajo de cada aro ciego, encontraremos a la pérdida provocada por el cabezal mezclado con la pérdida de precosecha si la hubiera habido. Para poder discriminar estos dos valores, recolectamos todo grano suelto y espiga con grano que haya quedado debajo de los aros ciegos y transformamos la muestra a kg/ha perdidos, utilizando las mismas equivalencias que para las pérdidas por cola. Una vez obtenido el valor, le restamos el valor de pérdidas de precosecha para obtener el valor de pérdidas ocasionadas por el cabezal.
 

Por que evaluar pérdidas de cosecha en cebada cervecera?

Disponemos en Argentina de un especialista en la tarea de cosecha de granos que es el contratista. El mejor que nadie, sabe como manejar a su maquina y las regulaciones necesarias en cada caso y ante cada situación diferente del cultivo.

Nuestra tarea será entonces permanecer durante toda la jornada de labor, trabajando junto al contratista en detectar como se esta desarrollando la labor y avisar ante algún necesario cambio en la regulación de algún componente de la maquina durante la jornada.

La mejor herramienta que tenemos entonces para esto, es la metodología de evaluación descripta anteriormente, ya que tiene costo cero y es de fácil aprendizaje y aplicación por el personal. El INTA PRECOP sugiere un valor de tolerancias (Tabla 1), para combinar con la metodología de evaluación de pérdidas y tener un parámetro para saber cuando es necesario, durante la jornada de trabajo, hacer un reajuste en la maquina.

Tabla 1. Valores de tolerancias máximas de pérdidas para la cosecha de cebada cervecera y valores promedios en la última campaña. Fuente: INTA PRECOP II.

Pérdida

Tolerancia (kg/ha)

Aclaración: Estos valores de tolerancias son independientes del rendimiento promedio cultivo

Precosecha

0

Cosechadora (cabezal)

50

Cosechadora (cola)

40

Cosechadora (total)

90

 

Si el análisis de las pérdidas arroja valores superiores a la tolerancia (Tabla 1), debemos hacer las regulaciones de la maquina tantas veces como sea necesario para corregirlas.

Tenga en cuenta lo siguiente: una cosechadora de alta capacidad de trabajo y tecnológicamente de punta debe ser correctamente amortizada por el contratista. Reconozcamos en el valor de cosecha de la hectárea a una tarea realizada sin pérdidas y eficientemente, ya que esto es mucho más rentable que trabajar con pérdidas.
  

Y después de la cebada, que?

La cebada cervecera es un cultivo que se debe analizar dentro de un esquema de cebada cervecera/soja de 2da, y por ello resulta importante que la cosechadora deje un rastrojo sin huellas ni compactaciones y uniformemente distribuido en todo su ancho de trabajo, ya que este rastrojo será la cama de siembra para la implantación de la siguiente soja.

Algunos consejos útiles sobre esto:

  • Evitar el uso del picador de paja, consume potencia y genera una cobertura que perdura menos sobre el terreno. Reemplazarlo por algún sistema de distribución de paja/granza.

  • Equipar a la cosechadora y al equipo que la acompaña (tractor y tolvas) con sistema de traslado de alta flotabilidad. Ruedas de gran ancho de pisada o duales son la mejor opción, ya que distribuyen el mismo peso en mayor superficie de pisada. Los mejores neumáticos para evitar huellas y compactaciones serán aquellos que soporten la carga con la menor presión de inflado.

  • No circular innecesariamente con tractores y tolvas sobre el lote. Descargar en lo posible sobre las cabeceras.

  • Nunca ingresar con camiones al lote. Estos tienen que esperar afuera sin excepción.

  • Alternar las tareas de siembra y cosecha en 30° una con respecto a la otra. Esto favorece tanto al trabajo de la cosechadora, como al de la sembradora en directa de soja.

  • En caso de verse obligado a descompactar algún sector del lote. Hacerlo solo donde sea necesario y no en toda la superficie, para no cortar el ciclo de siembra directa.

La mejor cosechadora de cebada de Argentina, es la que hace más hectáreas por día con el menor valor de pérdidas, entre el INTA, productores y contratistas podemos hacer que esa maquina trabaje la próxima campaña en su campo.

  

Bibliografía

Capurro, J., Bragachini, M. y L. Bonetto. 1991. Cebada cervecera: un cultivo para tener en cuenta. INTA PROPECO. Gacetilla de prensa N° 73. Manfredi, Córdoba. 6 pp.

Méndez, A., Bragachini, M., Scaramuzza, F., Velez, J., Villarroel, D., Juan, N. y H. Woycik. 2009. Monitoreo de rendimiento y calidad en cebada en el partido de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires. INTA Manfredi. Proyecto Agricultura de Precisión. Trabajo presentado en el CADIR 2009. Rosario, Santa Fe. 8 pp.

Pagina web de la secretaria de agricultura, ganadería, pesca y alimentos de la nación. www.sagpya.mecon.gov.ar . 2009. /informes por cultivos/cebada cervecera.

  

Autores:
1Ing. Agr. MSc. Mario Bragachini, 1Ing. Agr. José Peiretti 
1Proyecto PRECOP. INTA EEA Manfredi. 
Email: eeamanfredi.agroind@inta.gob.ar 
Página web: www.cosechaypostcosecha.org

Consultas a Profesionales del PRECOP

 

Buscador del Sitio
Texto:
Frase Exacta
Redes Sociales

INTA Precop

Precop Cosecha
Descripción del Proyecto
Descargar en PDF 
Descargar en DOC 
|English| Project information 
Otros Sitios Recomendados
Agrofederal
Cuenca Rural
Aposgran

Desarrollo de la Maquinaria Agrícola de Alta Complejidad
 
 

 

Mapa del Sitio ::  Resolución mínima de 800x600  :: Agregar a Favoritos

EEA INTA Manfredi. Ruta Nac. 9, km. 636. Manfredi, Córdoba. TE: (03572) 493039